Ruta Ecohistórica en

San Miguel Coatlinchan, Texcoco, Edo. de México;

México.

Tel: 01 595 95 125 24

 

Diseño: Studio Tlakua Xomoli

TLALOCTEPTL

El Tlaloctepetl, conocido ahora como el Monte Tlaloc ó Punta Tlaloc ubicado entre los Estados de Puebla, Tlaxcala y México, es uno de los que integran lo que se conoce como la Sierra de Río Frío y cuenta con una altura de 4,125 metros sobre el nivel del mar.

Lejos de ser uno más dentro de la cordillera, encierra todo un legado de conocimiento, leyendas, misticismo y tradiciones, siendo testigo y protagonista de el caminar del hombre desde la época pre-azteca hasta nuestros días. Hoy como cada año la caminata será desde el paraje conocido como Palo Quemado, saliendo de San Miguel Coatlinchan, Texcoco, Edo. de México.

Se calcula caminar en ascenso un tiempo de aproximadamente seis horas, sin embargo el paisaje amerita detenerse para apreciar cada elemento que brinda la naturaleza del bosque. El milenario cerro del Tláloc, lugar que utilizaron los pueblos hablantes de la lengua náhuatl, para celebrar el inicio de lo que esperan será un buen año, la ceremonia y ofrendas son para los escencias del agua Tláloc y Chalchitlicue, y a sus ayudantes los Tlaloques. La nobleza y los sacerdotes de cada uno de los pueblos que habitaban los alrededores los que subían a este lugar, ya estando en la cima se dirigían al templo dedicado a éstas escencias, el cual era especialmente adornado con plantas para representar lo que ellos creían que era el Tlálocan, es decir uno de los nueve paraísos que creían que existían, éste era regido por Tláloc.

Los indicados para hacer las ofrendas eran los Tlatoanis, comenzando por el gobernante del imperio mexica, quien coronaba con sus ofrendas la cabeza del gran monolito, en el que estaba esculpida la imagen de Tláloc; seguido por el de Texcoco, quien adornaba su cuello, luego el de Culhuacán, Xochimilco y todos los gobernantes de la región incluyendo a los del Señorio antiguo de Koatlinchan. Hacia el sur está la Iztaccihuatl y el Popocatépetl, hacia el oeste la Ciudad de México y al fondo en el horizonte el Ajusco y el Nevado de Toluca, hacia el norte el gran valle de Teotihuacan.

 

El monte Tláloc, del nahuatl Tlalli, tierra y Octli; nectar, El sagrado Nectar de la tierra (lluvia), el cuál se encuentra a una altura de 4,125m/nm, ubicado al oriente del valle de México, donde nuestros ancentros  le construyeron un centro ceremonial  al conocimiento de la lluvia, a Tlaloc.  Conocido como el Tlaloctepetl, o monte Tlaloc, la zona arqueológica más de México, donde cada año iban los Hueytlatoanis de la triple alianza a solicitar un buen temporal de lluvias, para a todo el valle de México.

 

La altitud del Monte Tláloc no lo hace un sitio destacado en el paisaje, lo extraordinario del lugar es el Tetzacualco y su amplia calzada, Se trata de una calzada de 300 metros que termina en un superficie cuadrangular, donde antes existían muros y dentro de estos se encontraban el templo dedicado a Tlaloc 

 

La Montaña Fantasma.

Comienza a clarear el día que trae consigo la vista del paisaje, hacia el sur está la Iztaccihuatl y el Popocatépetl, hacia el oeste la Ciudad de México y al fondo en el horizonte el Ajusco y el Nevado de Toluca, hacia el norte el gran valle de Teotihuacan y hacia el este el fenómeno de la montaña fantasma. Ya todos colocados en las partes más altas del templo, observamos la salida del sol, la cual sale hacia la derecha del pico más alto, que corresponde a lo que es la Malinche, la montaña es un fenómeno, una ilusión que hace parecer una sola al Cofre de Perote, al Pico de Orizaba y a la Sierra Negra, localizadas en el Estado de Veracruz y a la Malinche en el Estado de Tlaxcala y Puebla, la cual abarca la mayor parte del paisaje provocado por la salida del sol en esa dirección; transcurridos algunos minutos, ya que se separa el sol de la cumbre de la montaña, se observa la sombra del monte Tláloc, y allí esta la famosa Tlaloctlapeuiloni (montaña fantasma) sobre la Ciudad de México.

La montaña fantasma
La montaña fantasma